lunes, 29 de abril de 2013

Tarta de manzana

¡¡Que frio hace!!  No es normal que en esta temporada del año aun tenga que llevar esos jerséis que te dejan sin respiración. ¡¡No es normal!!

No hay ganas de salir de casa con este viento que hace. Con esta lluvia tonta que molesta mas que otra cosa, por que ni llueve ni es nada... ains.

Pero que se le va a hacer... y que mejor que meterse en la cocina para hacer algo realmente rico?

Así que vamos allá!

Para la masa:


  • 130g de harina fria
  • 100g de mantequilla fria
  • 60ml de agua fria
  • un pellizco de sal.

Para el relleno:

  • 4 Manzanas
  • 100g de azúcar.
  • zumo de medio limón
  • Canela al gusto.
  • un puñado de galletas trituradas.


Comenzaremos preparando la masa, para ello en un bol, pondremos la harina, la mantequilla bien fría cortada a trocitos pequeños y la sal.

Iremos "aplastando" poco a poco la mantequilla hasta que se vaya incorporando todo y al mismo tiempo añadiendo en 3 o 4 veces el agua.

una vez tengamos la harina mas o menos mezclada con la mantequilla, lo taparemos con un papel film y lo dejaremos reposar en la nevera 30 minutos. Da igual si no ha quedado del todo mezclado, ya que luego lo trabajaremos con el rodillo.

Pelamos y cortamos las manzanas en trocitos, a mi me gusta cortarla en trocitos irregulares, y pasamos la manzana a una sartén unos minutitos, incorporamos el azúcar, el zumo de limón y la canela.

Continuamos salteando la manzana hasta que esta quede bien transparente, y comience a formarse un jarabe por el agua de la manzana y el azúcar. Suele tardar unos 20 minutos mas o menos. Una vez listo. Reservamos.

Sacamos la masa de la nevera, y con un rodillo la estiramos, plegamos sus extremos, y volvemos a estirar en la dirección contraria, hacemos esto unas 4 o 5 veces mas, hasta que la mantequilla este por fin bien incorporada. De esta forma también conseguiremos una masa hojaldrada. La volvemos a meter en la nevera unos 10 minutos.

Pasado este tiempo, estiramos la masa y forramos con ella el molde que tengamos. Añadimos la galleta triturada, y la manzana con el caramelo que se formó al pasarla por la sartén.
La galleta absorberá el jugo de la manzana.. y ya os podéis imaginar que sera un autentico festín.

Llegados a este punto, podemos taparla si nos ha sobrado masa, o hacer un enrejado, o dejarla descubierta, como mas os guste. Si la tapáis, recordad pintarla con un poco de huevo batido mezclado con un pelín de agua.

Y al horno, a 230 grados unos 15 minutos. Puede variar, depende del grosor de la masa, de la humedad.. así que estad atentos!! Si queréis, podéis espolvorear un poquito de azúcar con canela por encima

Os recomiendo que la comáis calentita, es una autentica delicia!